Libros de Armando Zandanel


 

Contacte al autor escribiendo a educacion@parquecielosdelsur
Contacte al autor escribiendo a educacion@parquecielosdelsur
Contacte al autor escribiendo a educacion@parquecielosdelsur
 
Av. 22 de Octubre 680, Bs.As., AR +54 9 2346 459005 info@parquecielosdelsur.com.ar

El asteroide 2006 QV89 ahora tiene un 0% de probabilidad de impactar la Tierra en Septiembre

  Artículo publicado originalmente en Universe Today - Autor: Evan Gough - 18 de Julio de 2019


¿Por qué informar sobre un asteroide que no tiene posibilidad de golpear la Tierra? Porque este asteroide, conocido como 2006 QV89, tiene una historia. Una historia de ser un poco difícil de rastrear.

Como su nombre lo indica, este asteroide se descubrió en 2006. Es un asteroide cercano a la Tierra (NEA, o NEO, por las siglas en Inglés de "Objeto Cercano a la Tierra"). Un objeto se clasifica como un NEO cuando su perihelio, o el punto de su órbita más cercano al Sol, está dentro de las 1,3 unidades astronómicas. Y si su órbita cruza la órbita de la Tierra, y el objeto tiene más de 140 metros de ancho, se lo denomina "objeto potencialmente peligroso" (PHO, por sus siglas en Inglés).
El asteroide 2006 QV89 tiene un diámetro de unos 30 metros, por lo que es demasiado pequeño para ser un PHO. Pero no siempre supimos que QV89 no era peligroso.

El QV89 fue difícil de rastrear al principio, como muchos asteroides. Cuando uno aparece en el cielo, los científicos tienen una breve ventana de tiempo para establecer su tamaño y órbita, luego, en pocos días, puede desaparecer. Y puede que no sea visible de nuevo durante décadas. Sobre la base de esa breve ventana de observación, los astrónomos tienen que decidir si es un riesgo o no, y si se debe colocar en la lista de riesgos. (Todo lo que significa esta lista de riesgos es que los objetos que aparecen en ella, tienen una probabilidad distinta de cero de impactar con la Tierra. En realidad, no es muy útil).

La órbita del asteroide QV89 2006. Crédito de la imagen: ESA.


Cuando se detectó el QV89 por primera vez, solo fue visible durante 10 días. No es mucho tiempo para averiguar si representa una amenaza. En el caso de este asteroide, nadie estaba seguro. La mejor estimación fue que tenía una probabilidad de 1 en 7,000 de golpear la Tierra en Septiembre de 2019. Por lo tanto, se lo puso en la lista de riesgos.

Los astrónomos querían rastrear este asteroide, pero no sabían dónde mirar. Si eso suena como un problema infranqueable, no lo es. Lo que los científicos saben es dónde tendría que estar el QV89 en el cielo, si fuera a impactar la Tierra. Eso significa que incluso sin verlo, podemos descartar un impacto.


 
Un meteoro de las Perseidas de 2010 sobre el Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral. Crédito: ESO


El 4 y 5 de julio, los astrónomos de ESO y ESA utilizaron el Very Large Telescope (VLT) para sondear el cielo nocturno. En lugar de buscar en vano la pequeña roca, apuntaron con el enorme telescopio hacia donde debería estar el asteroide, si se dirigiera hacia nosotros. El esfuerzo es parte de la colaboración continua entre la ESA y la ESO para observar asteroides de alto riesgo. El VLT, con su espejo primario de 8,2 metros, tiene la capacidad de ver asteroides que se mueven a través del espacio, si se sabe dónde apuntarlo.
No vieron nada. Tomaron una imagen muy profunda del área del cielo donde tendría que estar el 2006 QV89 si fuese a impactar nuestro planeta en Septiembre, y no estaba allí.


No No hay asteroide. Si el 2006 QV89 fuese a golpear la Tierra, tendría que estar en esta imagen. Las tres cruces rojas muestran dónde debería estar si fuese a impactarnos. Crédito de la imagen: ESO / O. Hainaut / ESA

La imagen anterior es una imagen de la región del cielo donde se ubicaría el asteroide 2006 QV89, solo si estuviese en curso de colisión con la Tierra en 2019. La imagen se tomó con el Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral. El segmento mostrado por las tres cruces rojas en esta imagen muestra dónde estaría el asteroide si estuviera en curso de colisión. Se ha procesado para eliminar la contaminación de las estrellas de fondo, por lo que si estuviera en esta imagen, el asteroide 2006 QV89 aparecería como una única fuente de luz brillante y redonda dentro del segmento.


Incluso si el asteroide fuera más pequeño de lo que piensan los astrónomos, tal vez de unos pocos metros de ancho, debería verse. Si fuese aún más pequeño que eso, el VLT no lo habría visto. Como ése fue el caso, el 2006 QV89 sería también inofensivo. Cualquier cosa que fuese tan pequeña, simplemente se quemaría en la atmósfera de la Tierra.


Así que estamos a salvo. Por ahora. Oficialmente hay un cero por ciento de posibilidades de que golpee la Tierra, y la ESA ha eliminado el QV89 2006 de su lista de riesgos. Puede que nunca volvamos a oir sobre él.

 

(0 Votars)

Super User

En Redes Sociales

Contacto

Dirección: Av. 22 de Octubre 680, Chivilcoy, Bs.As., AR

Teléfono: +54 9 2346 459005

Email: info@parquecielosdelsur.com.ar